Pintar nuestra casa nos llena de energía

Pintar la casa para renovarnos la energía

Cada cierto tiempo nuestro entorno solicita un cambio, por demás merecido. Si el objetivo es que todo fluya. Entonces, pintar nuestra casa nos llena de energía, nos revitaliza y nos cambia el ánimo.

Llenarnos de energía positiva al ver nuestra casa luciendo como nueva
Pintar nuestra casa nos llena de energía y nos revitaliza

Pintar la casa es esparcir renovación al espacio donde cohabitamos con nuestros seres queridos. Es el motivo más preponderante para buscar confort y seguridad. Los expertos saben muy bien a la hora de recomendar colores para la casa. Pues hablan un poco de la técnica de Feng Shui y el desafío sobre la psiquis humana. La casa debe ser un espacio sano y confortable, con suficiente espacio armónico y ventilado

Aspecto psicológico de los colores

De plano les decimos y con toda la responsabilidad. Comprar una oferta en pintura, solo, si es el color adecuado. De resto será un desacierto. Veremos las paredes y diremos “Que horror” La psicología asegura, que el color que echamos en casa balancea nuestro equilibrio mental y la mejor idea es que no llegue a estresarnos. Pues, si no hay oferta en el que queremos o nos conviene. Y el color que si la tiene (oferta) es fluorescente. Dejemos esa empresa para otra ocasión. La intensidad o la dureza de un color que no nos gusta harán un abismo para cruzar a lidiar con nuestro ánimo.

Los espacios suelen agrandar con colores claros
Pintar con colores claros equilibra las emociones y da sensación de amplitud

Los colores claros o pasteles siempre proporcionan amplitud a la vista, la refrescan y estabilizan la psiquis. Además de una perfecta ubicación de los muebles y distribución de espacios.  Así que, es un hecho que pintaremos la casa porque ya hace tres años que no lo hacemos y nos aburre el mismo tono. Entonces no habiendo más que discutir y teniendo la brocha en mano. Es necesario repasar algunos puntos antes de ponernos a trabajar.

¿Qué tal están las paredes?

¿Acaso ya las viste? ¿Están muy bien y sin roturas, ni rajas? Pues, perfecto, pero aún no se debe pintar. Porque hay que retirar el polvo de ellas. Los expertos en cuidados de la casa siempre dicen que hay que pensar en cambiar el color de casa anualmente. Pero también, es cierto que para algunas personas es muy difícil por factores como el dinero y el tiempo. Sin embargo hay quienes con un poco esfuerzo logran hacerlo. Y Aunque, un año es un período un tanto corto, de igual forma las paredes y toda la casa suelen llenarse de tierra escandalosamente. Es necesario lavar muy bien antes de aplicar la nueva pintura. Facilitará su adherencia.

Lavar las paredes facilita la adherencia de la pintura
Es necesario reparar o lavar las paredes para un buen acabado

En caso de que nos encontremos con grietas u hoyos, recomendamos pasta profesional para acabados, que la venden en los almacenes de pinturas o productos acrílicos. Este material viene preparado y al destapar solo hay que remover un poco. Y si hay que agregarle algún químico las instrucciones de uso se detallan en su etiqueta de fábrica. Este tipo de reparación embellece aún más el ambiente. La casa donde vivimos, debe ser un espacio de armonía, confort y seguridad. Si debemos invertir en ella un poco más de lo que pensamos. Les aseguramos que valdrá el esfuerzo

Para pintar aconsejamos comprar cinta de pintor. Esta no es más que una cinta adherible pero fácil de remover. Se usa para no pintar los tomacorrientes, los límites y sócalos, entre otras cosas que no deseamos cubrir con la nueva pintura.

Pintar es una obra de arte

Como toda obra de arte, pintar nuestro hogar es necesario ser un tanto prudente, es obligado disponer de tiempo al hacerlo. No se recomienda hacerlo a la rápida, ni bajo presión. Porque el trabajo, sin duda quedará un tanto disperso y sin uniformidad. Así también hay que echarle una mano, dos manos y hasta tres manos de pintura. Existen pinturas en el mercado de una excelente composición química que solo con una mano bastará. Pero, son costosas.

La suavidad de los utensilios ayudará en el proceso de pintar
Las brochas y los rodillos deben estar en buen estado, facilita ahorrar material y energía

Como última recomendación y esperando que todos siempre pongamos en prácticas los consejos para obtener felices resultados. Los utensilios o herramientas van de la mano de buen producto. Las brochas y los rodillos, siempre en buen estado y con la suavidad precisa serán grandes aliados para embellecer nuestro hogar al pintarlo. No pueden estar muy viejos debido a que empiezan a desprender residuos. O a dejar espacios en blanco si están rígidos. Por otro lado nos harán hacer un esfuerzo indebido y a desperdiciar material, y eso es botar dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *