Un vendedor de café y otro de perros calientes están presos y acusados de terrorismo

Un vendedor de café y otro de perros calientes están presos y acusados de terrorismo

Familiares de los detenidos afirman ante la prensa que sus seres queridos fueron acusados injustamente por funcionarios policiales como terroristas; los apresaron y enviaron a la cárcel 26 de Julio en San Juan de los Morros, Guárico 

Un vendedor de café y otro de perros calientes están presos y acusados de terrorismo
Un vendedor de café y otro de perros calientes están presos y acusados de terrorismo

Un vendedor de café y otro de perros calientes están presos y acusados de terrorismo. Por presuntamente atacar durante las protestas registradas en Caracas, en el municipio Chacaito, la sede de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM), convergen en una celda del centro de procesados «26 de Julio», en san Juan de los Morros, Guárico, Venezuela, Luís Ospina quien se dedicaba  a vender en Chacaíto.

Un vendedor de café y otro de perros calientes están presos en Guárico

Otro joven que era vendedor de perros calientes, un muchacho que tenía dos años fuera del país y estaba recién llegado a Venezuela, un mensajero y otros tres jóvenes mas, a quienes les imputaron el delito de terroristas por presuntamente atacar y causar destrozos  en la sede de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura, ubicada en Chacao.

Un vendedor de café, Luís Ospina fue acusado de terrorista

Familiares de los detenidos dicen que estos jóvenes son también presos políticos; con la diferencia que ninguno de ellos es militante de ninguna tolda política, no participaron en las protestas, ni mucho menos provocaron daños materiales a la sede de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura.

En este sentido, Marilyn Alexandra Ortega, hermana de Luís Ospina explicó para la prensa que Ospina fue detenido de manera arbitraria, ya caída la noche,  cuando Ospina se encontraba en compañía de unos amigos bebiendo café en el municipio Chacaíto.

Los muchachos fueron recluidos en la cárcel 26 de Julio, ubicada en San Juan de los Morros, Guárico;
Los muchachos fueron recluidos en la cárcel 26 de Julio, ubicada en San Juan de los Morros, Guárico;

“Se lo llevaron arbitrariamente. Él preguntó por qué lo hacían y no le dijeron nada, solo lo agarraron con agresividad. Ni siquiera puedo decir que estaba protestando, porque no estaba protestando. Pasó todo el día vendiendo café”, sentenció Marilyn Alexandra Ortega.

Asimismo Ortega explicó que en el momento en que estaba ocurriendo el acto vandálico contra la DEM; su hermano Luís intentó visitar a su hija de un año, que vive con su mamá en Chacaíto.

Los muchachos fueron recluidos en la cárcel 26 de Julio, ubicada en San Juan de los Morros, Guárico; en ese  centro de reclusión habilitaron un pabellón para los imputados por el caso del DEM.

Patricia Uribe

Tolerante cien por cien. Fácil adaptabilidad a situaciones diversas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *