Unos 8.500 indígenas permanecen recluidos en los centros penitenciarios de México

Unos 8.500 indígenas permanecen recluidos en los centros penitenciarios de México

Los indígenas mexicanos están ocupando las carceles mexicanas y no porque sean delincuentes o porque hayan cometido algún delito grave que contemple privativa de libertad; estan presos mayormente porque no hablan ni entiendne el español mexicano; ya que solamente hablan su lengua natal indigena. Toda la población penal indígena recluida en México, unos ocho mil, están aún a la espera de una sentencia; es decir, pagan prisión sin condena firme. La mayoría no sabe por qué está allí.

Unos 8.500 indígenas permanecen recluidos en los centros penitenciarios de México
Unos 8.500 indígenas permanecen recluidos en los centros penitenciarios de México.

Unos 8.500 indígenas permanecen recluidos en los centros penitenciarios de México. Resulta irónico que siendo la primera civilización, los primeros pobladores, sean hoy día vilipendiados, sometidos a vejaménes, discriminados tan solo porque son indigenas; en México existe un 21.5 por ciento de población mexicana, cada etnia posee su lengua y al momento de que un indigena cometa algún delito o se vea envuelto en líos judiciales, pierde por no saber hablar español.

Unos 8.500 indígenas tras las rejas, por no entender el idioma español

Se estima que hoy día unos diez mil indigenas mexicanos se encuentran privados de libertad; dos mil reos indigenas se contabilian en el Distrito Federal, en su mayoría no hablan ni entienden el español y al momentod e ser procesados penalmente, pecan por esta limitación, viendose obligados a firmar una condena que no merecen, que no entienden y que de pronto no cometieron.

Más de 24,4 millones de personas en México se identifican como indígenas, lo que representa un 21,5% de la población. De ese grupo, unos 7,3 millones no hablanespañol

Unos 8.500 indígenas detenidos, no entienden el proceso penal, porque no tienen la asistencia de un traductor

En el interior del país azteca, se observa cómo alrededor del ochenta por ciento de los acusados por algún delito no cuenta con la asistencia de un traductor. Se les condena sin enterarse de qué se les acusa o no pueden defenderse primero porque desconocen el idioma español y segundo porque no conocen del tema penal ni del estado de justicia; sin orientación debida, pasan a formar parte de la larga lista de mexicanos presos

En el interior del país azteca, se observa cómo alrededor del ochenta por ciento de los acusados por algún delito no cuenta con la asistencia de un traductor
En el interior del país azteca, se observa cómo alrededor del ochenta por ciento de los acusados por algún delito no cuenta con la asistencia de un traductor.

El problema se agudiza por el escaso número de defensores públicos que sepan comunicarse en las lenguas nativas de los procesados indígenas.

Patricia Uribe

Tolerante cien por ciento. Fácil adaptabilidad a situaciones diversas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *