Talento venezolano en peligro de extinción

Según el experto en economía el reconocido presidente de Datanalisis, Luis Vicente León, considera que la gran huida que están realizado jóvenes talentos hacía el exterior es un gran desgaste para el rescate y mejora del país, donde considera que es una fuga de talento, que deja sólo a un país que puede rescatarse.

El escenario que vive un emigrante es que después de tener una profesión se ve limitado a vivir en un país donde esta afectado desde muchos aspectos, político, social, económico que no permite el desarrollo da una vida plena y tranquila apta para cualquier ser humano.

Los países elegidos son aquellos donde se puede aplicar el título profesional para ejercer dicha profesión, en este sentido, por motivos de la crisis que se atraviesa los empresario e inversionistas también entran en este grupo, lo que afecta directamente ya que existe mucho menos producción.

Según León esto es altamente grave y alarmante: «Venezuela necesita producir, pero los empresarios, tanto los de grandes posibilidades adquisitivas como los emprendedores, han ido a hacer negocio en otros lugares y los CC, empresas, restaurantes que debieron estar en Caracas, Valencia o Maracaibo están en Panamá, Chile, Ecuador entre otros», Indicó en entrevista para Globovisión.

También expresó el efecto social que ha dañado la situación del país ya que los padres desean sacar a sus hijos inmediatamente al salir de bachillerato para que estudien en otro país y evitar ser víctimas de la delincuencia: «El vete a estudiar, que antes significaba  posteriormente el retorno de un venezolano más preparado, ahora es un vete para siempre. El 96% de los que se van no regresan», Expresó

Según datos del investigador Ivan de la Vega, quien es director del Laboratorio de Migraciones, indicó que en 1992 existían menos de 50.000 venezolanos viviendo en otro país, a diferencia de hoy en día, donde 2.500.000 personas han salido de Venezuela, lo que se refleja en un 8.3 % de la población y más del 50% que ha abandonado la nación que está gravemente afectada por la inseguridad, razón principal de los emigrantes deseosos de escapar de esta realidad para tener una mejor calidad de vida.

Según este investigador concluyó que: “Los que se han ido por este motivo fueron directamente víctimas de robo o secuestro o perdieron a algún familiar cercanos en circunstancias violentas”.

Aquella persona que se va, no la vive fácil según el especialista, viviendo un día a día duro y complejo pero inmediatamente se aprecia un valor por encontrar la paz y tranquilidad que no existe en Venezuela e inmediatamente surgen las comparaciones y seguidamente una sensación de tristeza y lástima.

Aún existen esperanzas

Para el economista actualmente hay una gran cantidad de empresarios que siguen invirtiendo y creyendo en l nación latinoamericana: «la mayoría sigue luchando día a día por encontrarse con un mejor país.» Expresó, mientras que a la vez realizó un llamado: «Eso que podría verse como una debilidad es la muestra de que nos podemos recuperar. Venezuela requiere recursos para impulsar el mercado, tiene el talento, la estructura y los equipos, no requiera una ayuda humanitaria de por vida como otros países».