Se eleva la inflación en México

Se eleva la inflación en México

Los más afectados son quienes menos tienen. Las regiones donde más se aprecia la inflación son San Andrés Tuxla, San Luis Potosí y Cortázar.

Se eleva la inflación en México
Se eleva la inflación en México.

Se eleva la inflación en México. En México, el alza de los  precios  se ha convertido en una suerte de impuesto de los pobres. Los sectores más desposeídos de la población mexicana, son las más golpeadas por la inflación y esto se debe a tres motivos; uno de ellos es que el gobierno no toma en cuenta el salario de los asalariados y por ende no revisan el sueldo en el caso de los trabajadores informales.

Otro motivo es el aumento mayor de precios de los productos que conforman la canasta básica de consumo y que se llevan la mayor parte de los ingresos de los sectores más humildes  y el escaso acceso a instrumentos de ahorro financiero.

Las entidades en las que más se aprecia la inflación el pasado mes de abril son San Andrés Tuxla (Veracruz), donde el índice general de precios llegó a una tasa nueve décimas mayor que en la media del país; en San Luis Potosí y Cortázar (Guanajuato), ambas con un aumento superior en un 0,77% a la media nacional.

Los productos que marcan el incremento de la inflación en México

Los rubros que más incidencia mostraron sobre el alza de la inflación, son el jitomate (25,6% de subida en abril frente a marzo), el pollo (3,13%), las loncherías, fondas, torterías y taquerías (0,76%) y el aguacate (18,54%), todos ellos básicos en la dieta mexicana. Por su parte los servicios públicos como la electricidad  llegó a un 13,36%  y el gas de uso doméstico a un -2,95%, estos servicios amortiguaron el incremento de precios.

Los rubros que más incidencia mostraron sobre el alza de la inflación, son el jitomate
Los rubros que más incidencia mostraron sobre el alza de la inflación, son el jitomate y el pollo.

Los productos energéticos fue el que más escaló, en un 15,88%, seguido por el de alimentos, bebidas y tabaco, que mostró un 6,77% y el de tarifas autorizadas por el Gobierno reflejó un cambió de un 6,29%. En el lado contrario, la vivienda fue lo que menos sufrió aumentó: un 2,55%.

Para parar esta espiral inflacionista, el Banco de México ha decretado en los últimos meses numerosos incrementos consecutivos en los tipos de interés y los mercados financieros dan por descontado que el precio del dinero cerrará el año en el entorno del 7%, cinco décimas por encima de la tasa actual.

Patricia Uribe

Tolerante cien por cien. Fácil adaptabilidad a situaciones diversas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *