Parque La Llovizna: Rocío de bendición en Puerto Ordaz

Como un pulmón en el centro de la ciudad, se encuentra el hermoso parque La Llovizna en la avenida Leopoldo Sucre Figarella, vía San Félix un lugar con una extensión de 1560 hectáreas, con 30 islas y saltos altos del río Caroní, unos 5km antes la unión del río Orinoco, siendo un circuito a lo largo del río todo conectado por las más bellas caminerías hechas con piedra y una gran densidad de árboles, puentes y el majestuoso Salto La Llovizna de 20 metros de alto.

Es un lugar perfecto para estar en tranquilidad, practicar deportes compartir en familias, realizar excursiones donde puedes disfrutar con tus seres queridos, visitar el mirador y sentir el rocío del agua tocarte al estar en contacto con la bella naturaleza del estado Bolívar.

 

Una de las bondades de este parque es que tiene una ubicación muy privilegiada ya que se puede deleitar también al ver la represa Macagua II, la empresa que genera energía hidroeléctrica; De igual manera, se puede disfrutar de la arquitectura y actos culturales en el  Teatro de Piedra teniendo una gran conexión con las bondades del medio ambiente.

La historia de este lugar es gracias a la empresa Edelca, quien genera la mayoría de la electricidad para Venezuela y quienes crearon este hermoso lugar llamado La Llovizna, teniendo dos grandes puentes que colgaban, uno al principio del lugar y el otro para apreciar el salto más impactante.

Lamentablemente, el primero de ellos cayó en el 1964, falleciendo integrantes de la Federación Venezolana de Maestros que visitaron la zona para una convención, el grupo al regresar alegre de compartir y ver los bellos paisajes de la ciudad entraron con mucho ánimo al parque.

Este puente estaba hecho de 4 cables de acero con bases de concreto, pero cuentan quienes estuvieron presentes, que habían 80 maestros sobre él y para algunos de los docentes les pareció gracioso balancear el puente para que las maestras les diera miedo, y a pesar de la advertencia de los guarda parques para que dejarán de hacerlo, no hicieron caso omiso y se desprendió rápidamente la base, causando que el mismo girara y la enorme estructura cayera encima de las personas caídas en todo el río, falleciendo 37 de ellos.

Después de este accidente el lugar estuvo clausurado por dos años, siendo reinaugurado posteriormente con un puente reforzado, hecho con concreto y acero y su segundo puente también, con acabados verdes y con dos vigas, pero con dos metros mas altos con hierro forjado construido por Gustavo Eiffel, quien sería el mismo creador de la hermosa torre Eiffel.

Se ubicó como muestra de condolencias una placa muy grande incrustada en una gran piedra la frase: “:LOS MAESTROS CAIDOS EN EL CARONI SON CUOTA DE VIDA PAGADA AL PROGRESO DE VENEZUELA” – Homenaje de la FAM. – 23 / 08 / 1964 – 23 / 08 / 1965 (aniversario)”.

La placa hecha de aluminio puro no se puede apreciar actualmente


Si deseas conocer este hermoso lugar con muchas historias está en la avenida Leopoldo Sucre Figarella, vía San Félix, al llegar al distribuidor de la represa Macagua II siguiendo la señal que indica la Llovizna. Sus puertas al público son de Lunes a domingo, de 5:00 a.m. a 4:00 p.m.