Mujer drogadicta mató al marido, por este prohibirle empeñar los enseres domésticos para comprar drogas

Mujer drogadicta mató al marido, por este prohibirle empeñar los enseres domésticos para comprar drogas

El consumo de drogas es un problema latente que ha sido difícil de contener y cuando en una familia, uno de sus miembros es victima de ese flagelo, la tragedia esta a la vuelta de la esquina. En este caso, era la mujer la drogadicta, quien mató al marido cuando este le impidió que siguiera empeñando los enseres domésticos para adquirir las drogas

Mujer drogadicta mató al marido, por este prohibirle empeñar los enseres domésticos para comprar drogas
Mujer drogadicta mató al marido, por este prohibirle empeñar los enseres domésticos para comprar drogas.

Mujer drogadicta mató al marido, por este prohibirle empeñar los enseres domésticos para comprar drogas. La adicción a las drogas provocó una tragedia dentro de la humilde vivienda de Otoniel José Coart Acosta, de 38 años. Su pareja, Heidy, le asestó dos puñaladas, luego de que él le dijera que no podía seguir empeñando los enseres domésticos  para comprar estupefacientes.

Mujer drogadicta le asestó una puñalada al marido

Heidi, la mujer, le asestó en el intercostal izquierdo, las puñaladas al marido, Otonil José el 6 de junio, dentro del humilde rancho ubicado  en la invasión Villa Canaán, de la parroquia El Bajo, en San Francisco, estado Zulia.

El ataque ocurrió cuando Otoniel le quitó un televisor a Heidy que esta pretendía empeñar para comprar drogas. Otoniel mal herido,  salió de su humilde vivienda y cayó a unos 40 metros, frente a la casa de un vecino, quien lo auxilió y lo lleva al hospital en donde permaneció durante un mes en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Mujer drogadicta cambió enseres domésticos por droga

Mientras Otoniel se recuperaba en el hospital, Heidy aprovechó la ocasión para vender todos los enseres domésticos y adquirir drogas; el marido, fue dado de alta y se fue a casa de la madre para culminar su recuperación. Al mes, se mostró preocupado por su rancho, ya que estaba solo y al alcance de la pareja adicta; por lo que decidió regresar. Una vez allí, vuelve a reencontrarse con Heydi, Otoniel la perdona y se reconcilian.

Un vecino de Otoniel contó a la prensa que, “Ellos se reconciliaron. Él la aceptó tras hablar con un pastor evangélico, quien le dijo que la perdonara. Además él la quería. Me decía: ‘No puedo permitir que se pierda en la droga y recaiga en la indigencia”

Mujer drogadicta vende los enseres que quedaban en el rancho, tras la muerte del marido a quien había herido con un cuchillo un mes atrás

Otoniel comenzó a sentirse mal de salud el pasado viernes; de las cuchilladas causadas por su mujer; quedó convaleciente, no recuperado del todo,  debido a que los síntomas persistían  se fue al hospital donde lo ingresaron;  pero falleció. A las pocas horas de la muerte, Heidy, la mujer sacó los pocos artefactos de la casa y pidió dinero a los vecinos para huir.

Patricia Uribe

Tolerante cien por cien. Fácil adaptabilidad a situaciones diversas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.