Menores de 8 a 14 años son vulnerables ante el hampa para delinquir

 

Menores de 8 a 14 años son vulnerables ante el hampa para delinquir

Los menores entre los  ocho a catorce años,   es el rango de edad más vulnerable para formar a los delincuentes del futuro. Cometan el delito que cometan, no tienen responsabilidad penal, ya  que son atendidos por el Consejo de Protección.

Menores de 8 a 14 años son vulnerables ante el hampa para delinquir
Menores de 8 a 14 años son vulnerables ante el hampa para delinquir.

Menores de 8 a 14 años son vulnerables ante el hampa para delinquir. El pujante mundo de las bandas delictivas se aprovechan de la inocencia de los niños y de sus circunstancias dentro del hogar, para entrenarlos y e insertarlos en el mundo criminal.

En la opinión de la destacada y reconocida abogada penalista María Teresa Arrieta; los menores de catorce años no son penados por la ley, sino que son sancionados. Al cumplir los catorce años, pudieran recibir penas de entre cinco a diez años de prisión”, sostuvo la penalista María Teresa Arrieta. Según esta litigante, analizando los vacíos de la Ley Orgánica de Protección del Niño, Niña y Adolescentes (Lopna) y del Código Orgánico Procesal Penal. La edad punible dentro del Código Penal es un tema que muchos abogados penalistas consideran debe ser estudiada concienzudamente.

En Venezuela, “un niño menor de 14 años, cometa el delito que cometa, no tiene responsabilidad penal

El artículo 69 del Código Orgánico Procesal Penal vigente en Venezuela contempla que “No es punible  el menor de doce años, en ningún caso, ni el mayor de doce y menor de quince años, a menos que aparezca que obro con discernimiento, según lo refiere la abogada penalista María Teresa Arrieta.

Menores de 8 a 14 años son utilizados con mayor frecuencia  para delinquir

Los menores desde los ocho años hasta los catorce años, son utilizados cada vez más por los delincuentes para delinquir e incursionarlos en las drogas, haciéndolos dependientes de estas sustancias alucinógenas. En las calles se aprecian niños desde los ocho años consumiendo sustancias ilícitas. Cuando arriben a los catorce años están a un paso de cometer  delitos graves  y si su conducta es de tal gravedad deben pagar como adultos, eso cree la abogada en cuestión.

Ya para finalizar, María Teresa Arrieta sostiene, que el Estado debe ofrecer programas educativos, deportivos y culturales gratuitos o de costos flexibles, de manera que todos tengan acceso a ellos y no caigan en malos pasos.«Los menores de edad que este ocupado en actividades recreativas, deportivas y lúdicas se mantendrá lejos del delito».

Patricia Uribe

Tolerante cien por cien. Fácil adaptabilidad a situaciones diversas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *