Más de 2.700 trabajadores públicos fueron despedidos en Turquía

Más de 2.700 trabajadores públicos fueron despedidos en Turquía

Dentro de los afectados se encuentran militares, docentes, estudiantes universitarios, trabajdores de la salud, de asuntos religiosos, del ministerio de justicia, periodistas; la decisión de despido fue tomada por Recep Tayyip Erdogan quien se valió de un decreto para salirse con la suya, por considerar a los despedidos, complices en un intento por sacarlo del poder

Más de 2.700 trabajadores públicos fueron despedidos en Turquía
Más de 2.700 trabajadores públicos fueron despedidos en Turquía

Más de 2.700 trabajadores públicos fueron despedidos en Turquía. Funcionarios públicos de Turquía perdieron sus puestos de trabajo, por una medida a nivel de decreto que hiciera recientemente Recep Tayyip Erdogan, medida que afecta a unos  637 militares.

Más de 2.700 funcionarios públicos se quedaron sin trabajo en Turquía

Entre quienes destacan  327 de la Fuerza Aérea, 155 del Ejército y otros 155 de la Armada, así como 360 del cuerpo de gendarmería. Otros funcionarios afectados son aquellos que laboraban en el Ministerio de Educación, del que fueron expulsados 392 profesores, la Dirección de Asuntos Religiosos, con 341 empleados destituidos, y el Ministerio de Justicia, con 245.

La medida fue impulsada por Recep Tayyip Erdogan, quien acusa a los despedidos  de formar parte de una organización terrorista, que buscan apartarlo del poder

Más de 2.700 despidos y 120 personas expulsadas

El despido masivo involucra también a trabajadores universitarios, academicos, también  ordena el cierre de 17 instituciones, sobre todo asociaciones estudiantiles, así como dos periódicos y un centro de salud cardíaca. Todo esto es consecuencia, según Recep Tayyip Erdogan, porque los afectados son  miembros de una organización terrorista o de una estructura, organismo o grupo que mantiene actividades contrarias a la seguridad del Estado, o por mantener vínculos o lazos con ella.

Los profesionales destituidos no pueden volver a laborar en ninguna institución pública, ni en empresas de seguridad privada, anulandose las  licencias de armas, y de piloto,  así como el  pasaporte, especifica el decreto. Estas medidas, al ser tomadas al amparo del Estado de emergencia, no pueden ser recurridas ante la Justicia

La medida fue impulsada por Recep Tayyip Erdogan, quien acusa a los despedidos  de formar parte de una organización terrorista, que buscan apartarlo del poder
La medida fue impulsada por Recep Tayyip Erdogan, quien acusa a los despedidos de formar parte de una organización terrorista, que buscan apartarlo del poder.

Los frecuentes decretos del Gobierno de Recep Tayyip Erdogan, han dejado sin empleo a unos 120.000 funcionarios, entre los que también destacan otros 20.000 profesores de la enseñanza concertada. Es importante resaltar que otras 50.000 personas se hallan en prisión preventiva, en espera de ser juzgados por supuestos vínculos con la cofradía de Gülen.

 

Patricia Uribe

Tolerante cien por cien. Fácil adaptabilidad a situaciones diversas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *