Las mujeres se tratan como princesas. ¡No se maltratan!

Trátala con el pétalo de una rosa

violencia

Quizá más de uno leyó o escuchó esta frase: “A las mujeres se le trata con el pétalo de una rosa” o tal vez, “no se le pone ni un dedo encima”.

Sí, el tema de hoy tiene que ver con el maltrato o violencia de género y sobre todo, lo más importante, la mujer debe quererse, amarse y respetarse.

Constantemente leemos noticias donde salen: “asesinaron a tal mujer”; “su esposo la golpeó hasta dejarla insconciente”. Más de uno hemos tenido alguna amiga, familiar o vecina que su pareja la haya golpeado o que la siga golpeando, y que ella no ha denunciado por miedo y el que dirán de los demás.

violencia

Ahora la pregunta es, ¿tú dejarías que te golpearan?, ¿si creciste en un hogar donde fomentaron el amor y el respeto, por qué convertiste que tu hogar sea completamente distinto?, ¿por qué permites que te golpeen?

Estas y muchas más interrogantes surgen cuando vemos una noticia de tal magnitud.

violencia

Somos mujeres y debemos fomentar el respeto, ya basta que sigamos en una sociedad completamente machista. Donde el hombre es el rey del universo y la mujer es pisoteada por este.

La violencia de género no debe de existir. Es un acto de cobardía, rebeldía que tiene el hombre y que debe pagar por ello. No es posible ni aceptable que las mujeres sigan sufriendo estos tipos de abusos por hombres que no la valoran tal cual como se merecen.

Es un dolor constante que una mujer diga, “me golpeé con la puerta” o “soy una bruta por no hacer las cosas como son”.

No solo son golpes físicos también son golpes emocionales y esto hace que la mujer se sienta cada vez inferior ante su pareja. ¿Ustedes recuerdan la película la bella y la bestia? Así sucede en estos casos, lastimosamente no es una historia de amor sino de drama y desespero.

Y muchas de estas historias terminan en finales muy trites, donde la protagonista es vilmente asesinada y su agresor queda en libertad, en algunos casos, para atrapar otra víctima y causarle el mismo daño.

Lo más triste aún es que este tipo de violencia no solo se genera en lugares donde la situación económica sea la menos favorable, esto sucede hasta en las familias más apoderadas y es mucho peor, porque el miedo es más latente y la venganza puede ser muy crucial.

Sé que hay algunas mujeres que por miedo no denuncia a su victimario o más bien lo ocultan con la palabra amor. Pues no, los golpes no son amor, los golpes son daños y sumisión ante alguien que no merece ni el mínimo cariño.

Mujeres hay que saber recapacitar. Si tu pareja, padre, novio o algún otro tipo de relación que tengas y ese hombre te golpea, no quedes callada y denuncia. Es mejor denunciar y saber que se hará justicia que ser una víctima más y acabar con tu vida.

No podemos permitir que siga ocurriendo esta violencia, hay que poner un freno. Ya las mujeres no deben sufrir por actitudes muy machistas. La igualdad en género tiene que gestarse y empezar a fomentar el respeto entre nosotros.

Cada mujer debe quererse a sí misma para poder querer a otra persona. Y esto está más que identificad, porque si no te quieres, nadie más lo hará y serás un objeto muy vulnerable ante esa persona.

La recomendación en este post es que denuncies cualquier hecho irregular que pases u observes. Debes empezar a quererte y amarte para poder estar estable ante el otro. Y por sobre todas las cosas, poner un freno a este tipo de violencia que está acabando con la vida de nuestas mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *