La abstención fue la gran protagonista en el plebiscito puerrtoriqueño

La abstención fue la gran protagonista en el plebiscito puertorriqueño

Sumergidos en una profunda crisis económica, situación que obligó al gobierno de Puerto Rico  a declararse en bancarrota, una pequeña parte de la isla brindó apoyo a la apuesta del actual gobierno por pasar a ser el estado número 51 de los Estados Unidos como una solución al hundimiento financiero del territorio insular. 

La abstención fue la gran protagonista en el plebiscito puertorriqueño
La abstención fue la gran protagonista en el plebiscito puertorriqueño

 

La abstención fue la gran protagonista en el plebiscito puertorriqueño.  En unas elecciones para decidir el estatus de Puerto Rico, sus habitantes ejercieron el derecho al voto, el pasado domingo once de junio en los centros de votación estipulado para ello.

Los votantes quienes debieron escoger entre mantenerse independientes de los Estados Unidos ó mantenerse junto a él, como un estado más, acudieron a las urnas en lo que fue el quinto plebiscito en cinco décadas.

La abstención fue la gran protagonista durante el plebiscito

Una notoria abstención fue lo que se evidenció en esas elecciones, donde los que si acudieron a  votar, se decidieron por la adhesión a los Estados Unidos.

Un 97% de los votantes, alrededor de medio millón de ciudadanos,  eligieron la opción de adhesión, aunque la participación ha sido solamente de un 22% de los 2,2 millones de puertorriqueños llamados a las urnas.

El resultado de las elecciones carece de efecto alguno inmediato, ya que cualquier cambio sobre la relación entre Estados Unidos y Puerto Rico debe ser aprobada por el Congreso estadounidense, quienes no han mostrado aun  intención de tramitar cambio alguno con el vínculo de la isla caribeña que fue colonia española hasta que los Estados  Unidos  la invadió en 1898.

cualquier cambio sobre la relación entre Estados Unidos y Puerto Rico debe ser aprobada por el Congreso estadounidense
cualquier cambio sobre la relación entre Estados Unidos y Puerto Rico debe ser aprobada por el Congreso estadounidense.

Los puertorriqueños debían escoger entre una  consulta que les ofrecía las opciones de  convertirse en el estado número 51 de Estados Unidos, por la autonomía  o por continuar con el modelo que mantienen desde 1952 de Estado Libre Asociado, un estatuto entre la autonomía y la subordinación al país vecino.

La papeleta tenia membretado Plebiscito para la descolonización inmediata de Puerto Rico y ofrecía las opciones «Estadidad», «Libre Asociación/Independencia» y «Actual Estatus Territorial».

 La abstención brilló con luz propia

Puerto Rico tiene un aproximado de 3,5 millones de habitantes,  el referéndum del domingo fue el quinto referéndum de esta clase que se realiza en la isla desde 1967, donde ocho de cada diez electores no fueron a votar, lo que evidencia una notoria abstención, informaron medios locales. 

Patricia Uribe

Tolerante cien por cien. Fácil adaptabilidad a situaciones diversas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *