Inicio de año trágico en Perú por el descarrilamiento de un aútobus

Inicio de año trágico en Perú por el descarrilamiento de un aútobus

Aún con una cifra incierta, pues se habla de entre 25 a 48 muertos, el pasado dos de enero, un autobús, que había partido hacia Lima con 55 pasajeros y dos tripulantes desde la ciudad de Huacho, a 130 km al norte de la capital, quedó volcado a metros del mar tras caer desde lo alto de la ruta, posterior a que un camión lo impactara

Inicio de año trágico en Perú por el descarrilamiento de un aútobus
Inicio de año trágico en Perú por el descarrilamiento de un aútobus

Inicio de año trágico en Perú por el descarrilamiento de un aútobus. Un terrible y dantesco accidente vial cobró la vida de unas 50 personas, todas pasajeros de la unidad, placa B0K-954, perteneciente a la Empresa de Transportes San Martín de Porres S.A., la cual fue impactada por un tráiler de matrícula AFJ-758 de la empresa Translevisa.

Inicio de año trágico, carretera de Pasamayo se tiñó de sangre

Según testimonios de otros conductores que iban por el mismo tramo vial, el trailer o pesado camión, invadió el carril contrario, impactando al aútobus y empujandolo fuera de su carril, lo que ocasionó que este que cayera a mas de cien metros hasta estrellarse en la orilla de una playa inaccesible y peligrosa.

El aútobus  quedó aplastado y con las ruedas hacia arriba,  había partido desde  Huacho y se dirigía a Lima

Inició de año trágico, el serpentin del Diablo, cobró vidas humanas

La carretera de Pasamayo donde ocurrió el siniestro, tambien es conocida como el serpentin del Diablo,  consta de unos veinte kilómetros de longitud, bordea el mar y es una ruta peligrosa porque es frecuente que exista niebla debido a la altitud; obstaculizando la   visibilidad  y la alta humedad vuelve resbaladizo al asfalto.

Es una ruta muy transitada que conecta la capital con el llamado Norte Chico y reservada para camiones y autobuses, pues los automóviles circulan por la Panamericana

Inició de año trágico, 48 personas perdieron la vida

Se confirmó que en la unidad viajaban aproximadamente 57 pasajeros, incluyendo a el conductor, Dionisio Javier Tapia Alvaro, y la copiloto Yomaira Quiche Niche, quien deja era madre de  un bebé de tres meses de nacido. Su esposo, Leonel Bautista, llegó al lugar con la esperanza de encontrarla con vida.

 Los fiscales trabajaban contra reloj para confirmar la cifra de decesos y la identidad de los occisos. Según fue informado, el bus cayó en una zona donde la marea sube rápida y violentamente, lo que complicó las labores de los especialistas.

Patricia Uribe

Tolerante cien por cien. Fácil adaptabilidad a situaciones diversas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *