Faltan condiciones para el libre ejercicio del periodismo en México

Faltan  condiciones para el libre ejercicio del periodismo en México tras los ataques que sufre la prensa y los reporteros.

Los medios de comunicación mexicanos no escapa a los ataques terroristas de los carteles de la droga por lo que se incrementa la falta de  condiciones para el libre ejercicio del periodismo en ese país.

Faltan condiciones para ejercer el periodismo en México
Faltan condiciones para ejercer el periodismo en México.

Los comunicadores sociales en México no solo deben luchar contra la inseguridad, contra atentados a ellos o sus familiares; sino que deben luchar contra los grandes poderes como el político, cuando este ejerce presión en los medios de comunicación para el cual labora el periodista.

Esto evidencia una gran red de corrupción, de compra de conciencias y limita a los reporteros a ejercer un periodismo investigativo de altura; ya que de hacerlo, expone el bienestar tanto del medio al que pertenecen, como de sus propias vidas.

Como es bien conocido, en México, así como en otros países, los medios de comunicación subsisten gracias al aporte que en publicidad realizan las instituciones públicas; o sea, es el Estado el mayor, mejor y principal fuente de ingreso de las empresas de comunicación; ya que la publicidad institucional es la mejor pagada.

Los medios de comunicación mexicanos ven su mejor
Los medios de comunicación mexicanos ven su mejor ingreso en la publicidad gubernamental

Por ende, el patrón de negocio periodístico mexicano ha permanecido por décadas anclado en la publicidad oficial, y por esto los medios se han convertido en presa fácil de las presiones políticas, cediendo a los chantajes, sobornos y presiones del politico con quien establecieron un compromiso publicitario. Mientras los grupos del crimen organizado acallan las voces en su contra con las armas, los políticos y los gobernantes lo hacen con billete sobre billete.

La censura que el estado y los carteles mantienen sobre los medios, impide que los comunicadores sociales realicen a perfección su labor; ya que de hacer publica alguna irregularidad sobre algún político o denunciar un atropello o acciones de parte de los carteles; los comunicadores reciben censura y hasta son expulsados de los medios para los cuales pertenecían.

Una referencia de esto, es el caso de la comunicadora Carmen Aristegui, en un trabajo reporteril de Aristegui, la comunicadora cuestionó el presunto alcoholismo del expresidente Felipe Calderón y su programa fue  sacado algunos días del aire.

En este contexto, las prácticas de corrupción de los dueños de muchos medios ha ocasionado una decepción social y una falta de credibilidad en el periodismo mexicano.