Españoles y brasileños desarrollaron un nuevo tipo de cemento

Españoles y brasileños desarrollaron un nuevo tipo de cemento

A partir de ceniza de hueso de oliva y escoria procedente de altos hornos, investigadores españoles y brasileños desarrollaron un nuevo tipo de cemento. Esta iniciativa viene a innovar la industria de la construcción y sus derivados, cabe destacar que el proyecto es el primero fabricado solamente con residuos

Españoles y brasileños desarrollaron un nuevo tipo de cemento
Españoles y brasileños desarrollaron un nuevo tipo de cemento

Españoles y brasileños desarrollaron un nuevo tipo de cemento. La innovación, la investigación y el estudio ha llegado hasta la industria cementera y por ende de la construcción; ya que investigadores españoles y brasileños han desarrollado un nuevo tipo de cemento a partir de ceniza de hueso de oliva y escoria procedente de altos hornos.

Esta nueva modalidad de cemento es una alternativa más sostenible a los cementos utilizados en la actualidad, al ser el primero fabricado solamente con residuos

Españoles y brasileños apuestan a los recursos sostenibles

En este sentido, el científico Jordi Payá, investigador del Instituto de Ciencia y Tecnología del Hormigón (ICITECH) de la UPV, indicó que este novedoso cemento destaca especialmente por su baja huella de carbono y su impacto, en términos de efecto invernadero “es muy inferior si se compara con los cementos utilizados actualmente” en la construcción, acotó.

Esta innovación abre oportunidades de negocios, de emprendimientos, para el aprovechamiento y valorización energética de una biomasa, como es el caso de los huesos de aceituna, así como de los residuos de los altos hornos

Españoles y brasileños aseguran que el proceso para la elaboración de este tipo de cemento es sencillo

Los investigadores afirman que el proceso para su fabricación es muy sencillo, ya que se muele el residuo de la combustión de los huesos de oliva y la escoria, se establece la dosis adecuada de uno y otro y se mezcla todo con agua.

Este nuevo cemento fabricado con residuos, presenta también muy buenas prestaciones mecánicas, ya que permite obtener resistencias suficientemente elevadas para su aplicación en construcción, alrededor de unos 300 kilos por centímetro cuadrado a compresión, especialmente en prefabricados.

el proceso para su fabricación es muy sencillo, ya que se muele el residuo de la combustión de los huesos de oliva y la escoria, se establece la dosis adecuada de uno y otro y se mezcla todo con agua.
el proceso para su fabricación es muy sencillo, ya que se muele el residuo de la combustión de los huesos de oliva y la escoria, se establece la dosis adecuada de uno y otro y se mezcla todo con agua.

Entre sus novedades, se resalta la sustitución del reactivo químico de síntesis, por la ceniza de hueso de oliva

Patricia Uribe

Tolerante cien por ciento. Fácil adaptabilidad a situaciones diversas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *