Escándalos del catolicismo estremece al Vaticano

La Fe Católica enfrenta escándalos y estremece al Vaticano

En un gran compromiso estuvo metido el Papá Francisco, cuando ya no pudo eludir más a las denuncias en contra de los abusos de la Iglesia Católica. Por tal motivo se estremece el Vaticano quien es sede principal del catolicismo en Europa y el mundo.

El lunes 18 de febrero se llevó a cabo la Cumbre establecida por el movimiento de 190 líderes religiosos del mundo, medios de comunicación y la Organización Mundial. Momento en el que fue convocada reunión Contra los Abusos del Vaticano. Llegaron hasta su sede y pidieron se llevará a cabo, con la atención definitiva de la alta jerarquía de la Iglesia Católica en el mundo.

Con la franca intención de atacar casos de abusos sexuales y de otras índoles. De esta manera el fin de semana Europa y América del Sur fueron grandes noticias.

Así pues fueron atendidos. Los mismos consignaban una serie de pruebas y testimonios en vídeos y grabaciones. Donde una vez más los curas, obispos y monjas cometían abusos y violaciones sexuales a niños y personas especiales. Una vez terminada la cumbre y cada quien expuso su denuncia, sus argumentos y posibles salidas legales. Al Papá no le quedó más remedio que atender a ese colectivo. Más allá de cualquier protección clériga se hace necesario un correctivo o sanciones civiles por su parte fue lo que expresaron los demandantes. Que cada cual actúe apegado a la ley que lo rige. De tal manera pareciera que los crímenes de pederastia han abierto un profundo hoyo en la credibilidad y la honorabilidad de dicha religión.

Las acciones del Papá decepcionaron a las víctimas

El mayor líder del Vaticano, para las víctimas españolas, fue más de lo mismo. Se sienten decepcionados al ver como los abusos de los clérigos han sido engavetados y han prescrito.  Comentan que ha sido una reunión sin resultado y que ha sido más estética que ética. Pues casi todos los abusos sexuales fueron casi que desmentidos. Hablo Teresa Conde de 54 años quien hablo de su caso en particular, pues la misma fue abusada sexualmente, cuando apenas contaba con 14 años por los religiosos trinitarios de Salamanca.

Por su parte el Papá no preciso si haría investigaciones. Si no, que prefirió hacer mutis para seguir manteniendo su estatus. Sin tocar el tema que muy por encima afirmó que él había hecho un llamado a las Conferencias Episcopales del mundo para atender las denuncias de pederastia. Las víctimas españolas acusaron de no haber tenido ninguna invitación por parte de estas a exponer sus situaciones de abusados.

Javier los emplazó a reunirse con él.

Javier de 44 años, puntualizó que él fue víctima de abuso sexual, entre el año 1988 y 1989, por el cura José Manuel Ramos Gordón. En el Seminario Menor de la Bañeza, y nadie le pudo incriminar, tal como él, han sido miles y miles las víctimas que han destruido con sus bajezas. Han usado palabras vacías orientadas hacia el consuelo pero nada que ver con la justicia. Siempre llaman a interrogar a las víctimas especiales que ellos pueden manipular. “Pero, ¿por qué no me llaman a mí?” “¿Por qué no se entrevistan conmigo?”…

Sin duda la frustración se apodera una vez más de los afectados, tras la cumbre manipulada por los religiosos. Lo único consistente en esta ocasión, fue cuando el Papá refirió que “Llevará ante la justicia los casos que conozca ante la justicia”. Ahora nos preguntamos ¿Qué clase de pruebas requiere?…

El cielo envió la prueba

Las pruebas bajaron del cielo
Ahora reciente un miembro directo de la Santa Sede acusado y enjuiciado

Pero como salida de la nada, hoy día martes 26 de febrero detonó una bomba que nadie esperaba. Y se vuelve a estremecer el Vaticano, consejero directo del Papá Superministro de Finanzas, según el organigrama que lo señalaba. Aunque supuestamente, hacía muchos días había dejado el puesto. Fue o seguía siendo el número tres de la sede, Cardenal George Pell, fue declarado culpable de pederastia por Tribunal de Justicia de Melbourne Australia por el abuso de dos menores a mediados de los años 90. El día 11 de diciembre 2018, ya se sabía que sería condenado.  Conociéndose la mala noticia para el clero. El mentado Cardenal abusó de dos menores de edad de 13 años cada uno y los mismos pertenecían a la coral de la iglesia.

Primera vez que en un escándalo se ve involucrado un miembro directo. La sentencia contempla 10 años de cárcel y se encuentra bajo libertad condicional, pero tiene orden de encarcelamiento, el cual se podría suceder en estos días. Los cargos muy graves, por conducta sexual impropia.

Ante esta situación oportuna para los abusados e inoportuna para la Santa Sede, abrirá nuevas polémicas que sin duda saldrán a la palestra pública. Por es como quien dijera “Entre el cielo y a tierra no hay misterios”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *