Asesinaron a supervisora de la PNB para robarla

Lisbeth Zea Blanco, supervisora de la Policía Nacional Bolivariana de 35 años de edad, y que anteriormente trabajó en Policaracas, es el funcionario número 100 ultimado este año en la Gran Caracas.

La mataron de un disparo en el cuello, a las 5:30 de la mañana de este martes cuando salió de su residencia, localizada en la torre 17 de Terrazas de Turmerito, parroquia Coche.

Zea Blanco partió de su hogar y se dirigió a la estación policial del sector San Juan, donde laboraba. En el camino la interceptaron unos sujetos que la asesinaron con la intención de robarla.

Su esposo y su hermano la trasladaron al Hospital de Coche, donde falleció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *