Argentina que necesitaba una prótesis de pierna, usó las redes sociales para conseguirla

Argentina que necesitaba una prótesis de pierna, usó las redes sociales para conseguirla

La argentina María Emilia Correa tenía once años de edad, cuando le dignósticaron cáncer en una de sus piernas, con grado de metástasis; el descubrimiento ameritó la amputación de esa extremidad, desde la altura del fémur; desde allí su vida cambió, siguió en tratamiento a través de los años y hoy a sus 26, se vio en la necesidad de reuerir de una prótesis que estaba valorada en 1.625.000, pesos argentinos y la hacen en Alemania, algo de dificil acceso para la chica

Argentina que necesitaba una prótesis de pierna, usó las redes sociales para conseguirla
Argentina que necesitaba una prótesis de pierna, usó las redes sociales para conseguirla

Argentina que necesitaba una prótesis de pierna, usó las redes sociales para conseguirla. María Emilia Correa vivía con una sola pierna, desde que tenía once años de edad; un cáncer en calidad de metástasis provocó que le amputaran la pierna derecha; su viga jamás volvió a ser la misma

Argentina emprendedora, luchó hasta alcanzar sus metas trazadas

María Emilia es nativa de una localidad llamada San Juan en Argentina, hoy de 26 años, la chica vivió su vida lo mejor que pudo, creció, estudió, es madre de una nena y entonces surgió la necesidad de conseguir una pierna postiza o una prótesis.

Argentina María Emilia Correa recabó fondos a través de su facebook

La prótesis que necesitaba María Emilia la hacen en Alemanía, y tenía un valor de $ 1.625.000, pesos argentinos; a María Emilia se le ocurrió la idea de activarse en facebook, abrió una cuenta con un hashtag, #UnaPiernaParaMaríaEmilia, inició la campaña a la cual se sumaron varias seguidoras como la abogada @salvinamusica y juntas lograron lo impensable.

María Emilia no requeria cualquier prótesis sino una especial

No era cualquier prótesis que requería María Emilia, puesto que en su país las probó todas, y ninguna le hiz efecto, tanto fue así que decidió no usarlas mas y por una década se movilizaba en muletas. Afortunadamente encontró la clínica de ortopedia GD y fue donde, por primera vez, le hablaron de la X3 de Ottobock.

La Genium X3 es una prótesis controlada por un microprocesador que recuerda los movimientos de María Emilia a cada paso. Es resistente al agua -se puede duchar con la pierna puesta- y está sincronizada con la aplicación Cockpit en su celular con Android para que pueda ir cambiando la articulación, por ejemplo, del modo correr al de trotar.

María Emilia gradece a todos quienes colaboraron con ella para lograr su prótesis

Patricia Uribe

Tolerante cien por cien. Fácil adaptabilidad a situaciones diversas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *