El alzheimer y el párkinson presentan una enzima común en sus orígenes

El alzheimer y el párkinson presentan una enzima común en sus orígenes

Tanto el alzheimer como el párkinson son provocados por formas tóxicas de una proteína que se adhiere a las células cerebrales. En el párkinson, la alfa-sinucleína se comporta en forma muy similar a la Tau en Alzheimer

El alzheimer y el párkinson presentan una enzima común en sus orígenes
El alzheimer y el párkinson presentan una enzima común en sus orígenes

El alzheimer y el párkinson presentan una enzima común en sus orígenes. Según un reporte difundido por la Universidad de Emory, de los Estados Unidos, el alzheimer y el párkinson presentan en el plano bioquímico una enzima común en sus orígenes.

Tanto el alzheimer como el párkinson son provocados por formas tóxicas de una proteína que se adhiere a las células cerebrales; así lo explicó Keqiang Ye, profesor de Emory y líder del equipo que lleva adelante de investigación

En el caso del alzheimer, la proteína tóxica se adhiere a las células de la proteína Tau creando «enredos neurofibrilares»

En tanto que en el caso del párkinson la proteína tóxica alfa-sinucleína adherida a células cerebrales forma los cuerpos de Lewy.

En el párkinson, la alfa-sinucleína se comporta en forma muy similar a la Tau en Alzheimer

si AEP corta la Tau, es muy posible que corte  la alfa-sinucleína también

El alzheimer y el párkinson la teoría de la Universidad de Emory

En este sentido, los investigadores encontraron trozos específicos de alfa-sinucleína «cortados» por la AEP en muestras de tejido cerebral de pacientes con párkinson, pero no en pacientes normales.

El alzheimer y el párkinson y la AEP, base original del mal

Al encontrar que la AEP también aparece como base original del mal de párkinson, los investigadores confían que el desarrollo de inhibidores de esta enzima pueda llevar a descubrir drogas que prevengan la aparición de ambas enfermedades.

No obstante, Ye advirtió que la AEP no es la única enzima que divide la alfa-sinucleína en varias piezas tóxicas y que la forma completa de la enzima todavía se puede agregar y causar daño a las células cerebrales.

la AEP no es la única enzima que divide la alfa-sinucleína en varias piezas tóxicas
la AEP no es la única enzima que divide la alfa-sinucleína en varias piezas tóxicas

El equipo anunció que la próxima etapa de su trabajo será probar drogas que inhiban la AEP en modelos animales afectados por párkinson.

La ciencia cada vez avanza más y en sus investigaciones va en busca de las soluciones a los problemas propios de la edad, la memoria es uno de esos problemas que la ciencia busca tratar.

Patricia Uribe

Tolerante cien por cien. Fácil adaptabilidad a situaciones diversas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *