Agua clara, un proyecto de La Universidad de Cornell, que provee de agua potable a Honduras

Agua clara, un proyecto de La Universidad de Cornell, que provee de agua potable a Honduras

Agua Clara es tecnología innovadora que nació en un laboratorio de La Universidad de Cornell, en Estados Unidos. Creada por Monroe Weber-Shirk, un ingeniero estadounidense  y profesor de ingeniería ambiental de la Universidad de Cornell. Para eliminar la turbidez del agua, usan un químico coagulante que funciona como pegamento uniendo partículas pequeñas en el agua para que se formen partículas más grandes que se llaman flóculos

Agua clara, un proyecto de La Universidad de Cornell, que provee de agua potable a Honduras
Agua clara, un proyecto de La Universidad de Cornell, que provee de agua potable a Honduras.

Agua clara, un proyecto de La Universidad de Cornell, que provee de agua potable a Honduras. Un proyecto ambiental universitario brinda agua potable a Tamara, una ciudad hondureña, ubicada en la capital de ese país.

Agua clara, la revolución del agua

Agua clara es un proyecto encubado en los laboratorios de la Universidad de Cornell, en Estados Unidos, por el  profesor de ingeniería ambiental de esa universidad, Monroe Weber-Shirk, un ingeniero estadounidense, quien para eliminar la turbidez del agua, se vale de un químico coagulante que funciona como pegamento uniendo partículas pequeñas en el agua para que se formen partículas más grandes que se llaman flóculos.

Posteriormente el agua es enviada a un tanque de sedimentación donde los flóculos se sedimentan en el fondo por gravedad. El agua limpia de la parte superior se canaliza entonces a un filtro de arena de múltiples capas, donde las partículas que escaparon en el tanque de sedimentación son capturadas; así lo explicó Weber-Shirk.

Ya para culminar con el proceso de potabilización del agua,  se agrega cloro al agua para eliminar los patógenos que no pudieron ser atrapados en el proceso de floculación, sedimentación y filtración. El agua es enviada luego a los tanques de almacenamiento de la comunidad de Tamara que en el pasado sus habitantes consumían agua de río, sin ser tratada previamente

El proyecto Agua clara, provee de agua potable, sin necesidad de electricidad,  a miles de personas en Tamara, Honduras

El proyecto de Monroe Weber-Shirkq, ha permitido, sin necesidad de electricidad, proveer agua potable a más de 60.000 personas

Agua Clara fomenta la construcción de plantas en Honduras

El proyecto Agua clara permitió la  construcción de  14 plantas en territorio hondureño, la mayoría en comunidades como Támara, con menos de 15.000 habitantes. Las plantas tienen diseños diferentes con flujos que varían entre uno y cien litros por segundo. Una planta de cien litros por segundo puede servir a una comunidad de alrededor de 30.000 personas

El proyecto Agua clara permitió la  construcción de  14 plantas en territorio hondureño
El proyecto Agua clara permitió la  construcción de  14 plantas en territorio hondureño

Patricia Uribe

Tolerante cien por cien. Fácil adaptabilidad a situaciones diversas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *